miércoles, 6 de diciembre de 2017

EL COMPROMISO EN LOS DEPORTES COLECTIVOS


Un, Dos, Tres...EQUIPO!!!

        Hace un par de semanas llegué muy justo para presenciar un partido de baloncesto de mi hijo. Con las prisas y ante los reiterados fallos del equipo que se repiten partido tras partido, quizás fui demasiado crítico en algunas ocasiones. Los padres de los demás componentes del equipo van a pensar que soy un pesado y puede que tengan razón. Lo cierto es que estoy un poco influenciado por mi trabajo como profesor de Educación Física donde veo, cada vez con más frecuencia, como la Cultura del Esfuerzo, esa que lleva impresa el Valencia Basket en su camiseta, se está perdiendo.

        He dicho anteriormente que escribo porque me permite expresar mejor mis ideas, pensarlas y compartirlas después. Es por ello que me he decidido a escribir sobre el Compromiso en los deportes de equipo.

        Cuando uno abraza el deporte se llena con todos los valores que conlleva. Adquieres un compromiso contigo mismo que te anima a mejorar en el desempeño de la actividad y haces tuyos hábitos y costumbres que, si se tornan duraderos en el tiempo, harán de ti una persona más fuerte. Cuando el deporte es colectivo, tienes que sumar al compromiso individual otro con el equipo y te verás recompensado así con los valores que los deportes colectivos conllevan: beneficios sociales. Adquieres un compromiso mayor todavía pues la fuerza del colectivo depende de la suma de las partes.

        Como puede manifestarse este compromiso:

  • Asistencia a los entrenamientos.
  • Puntualidad en las actividades.
  • Concentración durante el tiempo que duren los entrenamientos y partidos
  • Actitud positiva y emplearse con la Intensidad necesaria que demande el entrenamiento o el encuentro.
  • Motivación e Ilusión por aprender y mejorar que provenga de la actividad en si misma sin necesidad de recompensas externas.
  • Deseo por hacer las cosas bien. Disfrutar haciendo las tareas que me propone el entrenador de la mejor manera posible. Cuanto más domine le tarea más voy a disfrutar del juego después.
  • Respeto por el deporte, por mis compañeros y por mis adversarios.
  • Creatividad cuando la ocasión lo requiera.
  • DISFRUTAR Y APRENDER.

        Antes comentaba que los fallos se vuelven reiterativos y parece que está complicado ponerle freno. Sin embargo, me consta que el entrenador trata de compensarlos y trabajan para ello en los entrenamientos, a veces incluso el día anterior a los enfrentamientos. Me consta porque lo veo. El problema es que también veo falta de concentración, actitud e intensidad en jugadores que llevan unos años en esto. No entiendo que las cosas se hagan mal cuando se pueden hacer bien, y sobre todo, cuando sabemos hacerlas bien. El entrenamiento me hace evolucionar...si yo quiero, claro. Si el entrenador explica un ejercicio y se va para la otra canasta a observar a mis compañeros, tengo que hacer lo que me han explicado y si es finta y tiro, no puedo estar haciendo entrada a aro pasado mientras no me ve.

        ¿Cómo puedo mejorar?. Dice Ricky Rubio que "pensando que no soy bueno en nada y así puedo mejorar en todo". Y si soy bueno, entonces tengo que demostrarlo sin olvidar que soy uno más dentro del colectivo, y que gran parte de lo bueno que soy se lo debo al trabajo del equipo. Tengo que hacer mejores a mis compañeros y que con ello se sientan importantes. Si hago eso, su compromiso crecerá y seremos más fuertes aún. Crecemos juntos apoyándonos en el trabajo de los demás.

        El baloncesto es un juego al que se juega. La cuestión no es ganar o perder, no se trata de buenos y malos...la cuestión es competir y ser lo mejor que uno pueda ser en cada momento porque la recompensa no está en el resultado sino en el esfuerzo que pones en ello. Si lo has dado todo, entonces ya has ganado. Y no olvides que lo importante no es lo bueno que seas, sino lo bueno que puedas llegar a ser. Así que no te olvides de trabajar porque la exigencia cada vez será mayor. ENTRENA!!!.

        José Manuel Calderón dice que "el secreto de los deportes colectivos es la CONFIANZA en el trabajo de los demás compañeros". ¿Y cómo se gana la confianza de los compañeros?. Con Trabajo, Dedicación, Actitud, Intensidad, Solidaridad...COMPROMISO.



 Merce Rancaño
Merce Rancaño

        Vamos a no celebrar los puntos de manera individual y sí como equipo. No hay lugar para los premios individuales en los deportes colectivos (MVP, máximo anotador...). No es tu tiro o tu canasta, es nuestro tiro o nuestra canasta. Tu canasta viene del que ha bajado el culo en defensa, ha robado el balón y ha dado ese tan importante primer pase; viene del que abre el campo en ataque y deja espacio para que tú puedas recibir esa asistencia precisa y tan sólo necesites aproximarte y mostrar la habilidad necesaria para dejarla dentro...2 puntos. Y sí, eso también se entrena.

        Al final se juega como se entrena que es donde hay que dar el callo. Si sé que hay algo que estoy haciendo mal, no ya porque me lo digan una y otra vez sino porque lo veo yo mismo, tengo que intentar corregirlo y tratar de ser mejor. Es mi responsabilidad y mi compromiso. Compromiso que empieza conmigo mismo, con el equipo, con el deporte y sus valores, con el equipo contrario, con los árbitros...a los partidos hay que ir a jugar, competir y divertirse. A los entrenamientos hay que ir a divertirse y APRENDER a ser mejores.


        Reflexión: ¿Estamos hablando de niños? Sí. ¿Quiere eso decir que no se les debe exigir? No. En su justa medida. Decimos que son esponjas, que todo lo absorben...vamos a mostrarles el camino y que ellos lo recorran, que viajen seguros con el deporte y evolucionen y aprendan, estando a su lado por si lo necesitan.

        Ahora, si me lo permitís, voy a pecar un poco bastante de orgullo de padre. Mi hijo ha tenido la suerte (ya sabéis que la suerte no existe, que ésta hay que salir a buscarla) de que lo hayan preseleccionado una vez más con la Selección Gallega de Baloncesto en categoría Mini (alevín) y sigue con opciones de ser seleccionado. Cada vez que va le decimos que disfrute y que si sale, bien y sino también, que siga haciendo las cosas como hasta ahora y aprenda todo lo que pueda. Yo he tenido la suerte, aquí sí lo es, que he dado con gente que me ha mostrado el deporte de verdad y así intentamos transmitírselo a él.

        Hoy me han dado una gran noticia que tiene mucho que ver con todo esto que acabo de expresar aquí. Han convocado a una chica del equipo de mi hijo para la Preselección Gallega Mini Femenina . Así que me reafirmo en todo lo anterior. El talento sólo no vale. La actitud, el trabajo, la dedicación, el querer hacer las cosas bien, el hacer equipo...funcionan.

UN, DOS, TRES, EQUIPO!!!!!!! 




martes, 24 de octubre de 2017

¿POR QUÉ NO GANA IVÁN RAÑA EL IRONMAN DE HAWAI?


Instagram Iván Raña
        Menuda pregunta. Quizás el título de la entrada pueda llevarnos a algún tipo de equívoco, nada más lejos de mi intención. Es por ello que intentaré explicar a través de estas líneas el porqué de la misma. Voy a intentar responderla siempre desde mi punto de vista y tened en cuenta que no es más que una opinión basada en conversaciones con amigos, mi experiencia personal y declaraciones de Iván Raña en diferentes medios. Veréis que al final todo está relacionado con la transmisión de valores y maneras de entender la vida y el deporte que comparto plenamente.

        Este fin de semana se celebró, como cada octubre, el Ironman de Hawai. Es el ironman por excelencia y está considerado como el Campeonato del Mundo de la distancia (3.8 km. nadando, 180km. en bici y 42.195 m. a pie). Ganar aquí es el sueño de muchos y la realidad de sólo unos pocos elegidos. Iván volvía a la isla una vez más, su 5ª participación desde su debut en 2013.

        Iván Raña es uno de esos deportistas especiales a los que sólo se les puede querer. Es una persona que desde el primer momento te transmite sensación de cercanía y enseguida te das cuenta que cree en lo que hace y disfruta con ello. Luego hablas con amigos y te cuentan anécdotas que hacen que refuerces esa idea de especial que tenías. Yo tuve la oportunidad de conocerlo hace tiempo y ese momento lo compartía en este blog 5 años atrás. Corría el año 1997 cuando, tras terminar los estudios de Inef, comencé a trabajar como monitor de natación y socorrista en la piscina de Santa Isabel:

         "Cuando coincido con Pancho, a veces, recordamos anécdotas de esa etapa de nuestras vidas. Por aquella época nos enganchamos al triatlón. Yo siempre fui atleta y los resultados dicen que no se me daba mal. El caso es que antes de acabar los estudios de Inef tuve una lesión importante, la cual se complicó porque a los que nos gusta mucho el deporte tenemos el defecto de que no sabemos estar parados. Pasó el tiempo y como lo de correr estaba complicado, probé con Pancho y Guillermo a nadar y montar en bicicleta. Aprovechábamos de 1 a 4, horas de cierre de la instalación, para "machacarnos". Había días, la verdad que eran casi todos, en que se acercaba un chaval para realizar sus entrenamientos y nosotros compartíamos esos momentos con él. Debía tener 17 años cuando lo conocí porque tiempo después sacó el permiso de conducir. Recuerdo un día en que después de entrenar, entre una coña y otra, empezamos a hablar de aspiraciones. Este chaval, siempre me acordaré de su expresión de convencimiento, dijo con determinación que él iba a ser campeón del mundo de Triatlón. Nosotros, vergüenza debería darnos, nos echamos unas risas. Ese chaval se llama Iván Raña".

        Creo que este párrafo ilustra perfectamente como de especial y cercano es Iván, aunque vamos a ir un poco más allá. Yo lo sigo desde entonces y reconozco que es uno de los deportistas a los que más admiro. Por eso cada carrera me mantiene en vilo esperando cualquier cosa. La trayectoria deportiva es alargada y repleta de grandes resultados. Resultados que en Hawai no acaban de llegar, al menos no en la dimensión que todos esperamos de él, porque competir a base de bien lo hace en cada edición. Es por ello que me hago la pregunta de por qué no gana Iván Raña en Hawai. Vamos a intentar responder. Yo lo tengo claro...creo.

        En más de una ocasión he citado a Iván para ilustrar diferentes situaciones. Una de ellas en una entrada que llevaba por título "Aquellos trotes de fin de semana", dice que: "la mejor salida en bici es aquella en la que no hay prisa por volver a casa" . Pongamos por ejemplo que fuéramos vecinos de portal. Salgo a hacer un par de horas de bicicleta y coincido con Iván que viene de cumplir con su entrenamiento de tres horas de bici suave. Si me pregunta que voy a hacer y le digo que un par de horas suaves, estoy convencido que casi sin pensárselo me diría: "venga, te acompaño". Le encanta entrenar. Probablemente no tendría que hacerlo pero echa sus cuentas rapidamente y decide que no le viene mal y adelante con ello. En ese momento lo necesita y ya está.

        La gran mayoría de los grandes atletas se motivan con la victoria. Entrenan para ganar y hacen las rutinas que le van bien o compiten en las carreras programadas para llegar en forma al gran objetivo de la temporada. El fin último, y casi el único, es la victoria. Estoy convencido que hay momentos y entrenamientos que odian pero que saben que necesitan porque les dan ese punto necesario para estar a tope (yo odiaba los miércoles porque tocaban series largas y era un sufrimiento que no llegaba a doler pero casi. Me ponían fino y uno que es cumplidor, cumplía). Iván es un tío que busca ganar pero haciendo que lo que le gusta, le guste siempre. Es imposible mantenerse tantos años en la élite sólo haciendo lo que te gusta. La única manera, y coincido con él, es que tienes que hacer que lo te gusta, te guste un día sí y otro también. Y si para ello hay que cambiar las rutinas, pues se cambian: "sé que esto me va bien o quizás debiera hacer esto otro, pero... ¿y si probamos esto que puede que también funcione y me motiva más?. Esta carrera es perfecta para el objetivo que nos habíamos planteado, pero está esta otra que tiene muy buena pinta. ¿Probamos?. ¿Por qué no?." Recordáis aquello que dice Víctor Küppers de: "lo importante es saber que lo importante tiene que ser lo importante". Iván lo tiene claro.

        La gran mayoría de los atletas el día de la victoria son los más felices del mundo, es la recompensa al duro trabajo y además trae asociadas recompensas externas en forma de premios, sponsors... . Iván, cuando gane en Hawai será el más féliz del mundo ese día, y lo habrá sido también los 364 días anteriores de entrenamientos que le han llevado hasta allí. Todos y cada uno serán la recompensa de disfrutar haciendo lo que hace. Repito, le encanta entrenar, y necesita que lo que hace le satisfaga más allá de que tan sólo le vaya bien.

        Ganar esta bien. Es bonito, reconforta. En mi opinión, ganar está sobrevalorado porque casi siempre es lo único que importa y no se tienen en cuenta circunstancias que pueden hacer más bonita la victoria e incluso la derrota. Iván, sin embargo, supedita el hecho de ganar al proceso que lo ha llevado hasta ahí, al cómo: "vale sí, he ganado. ¿Y?". Kilian Jornet confiesa que en ocasiones cuando gana alguna carrera (y lleva unas cuantas) vuelve a la meta para ver llegar a los esforzados como yo y en ocasiones dice no tener la sensación de haber hecho lo suficiente y pensar: "Joder!, éstos sí que han ganado". Volvemos a la motivación intrínseca. Ganar es una recompensa externa fruto de la pasión por mejorar que la actividad en si misma despierta en uno. Es el verdadero amor por el deporte. A veces, es tan satisfactoria esa sensación que se vuelve contraproducente y nos pasamos de vueltas y no rendimos lo que deberíamos. Cuenta la leyenda que en una de sus primeras participaciones en Hawai, Iván "necesitó" hacer una tirada de 200 km en bici 5 días antes de competir. En otra ocasión, "necesitó" hacer la Vuelta a Galicia de ciclismo un mes antes de partir a Hawai (5 días de competición a ritmos y en recorridos que no son los suyos en ese momento. Arriesgarse a una caída. Perder sesiones de otro deporte...). Esta temporada le ofrecieron correr la Gran Final de las World Series en Amsterdam otra vez a un mes de Hawai, y por supuesto que sí, "necesitó" hacerlo (ritmos de carrera a pie que te llevan con el gancho, cambiar posición en la bici, como quieres hacerlo bien metes un par de sesiones extra que te dén ese puntito de velocidad, mala suerte de que sale un día de lluvia y frío en un circuito ratonero y arriesgas a una caída...). 

        Cuando leo en la prensa que va hacer estas cosas, me sale la vena Inef (alguna cosita sobre entrenamiento y planificación sabemos), y me digo: "Ya estamos otra vez". Tenemos un amigo común, Pepe, al que llamo cuando pasa esto y le digo que hable con él y le diga que no le conviene, que el trabajo ya está hecho, que sólo hay que mantener la chispa y "descansar" para llegar pleno. Contestación de Pepe: "siéntate con él que tenéis para unos cuantos cafés y te acabará convenciendo de que no tienes razón". Y sabéis qué. Pues que probablemente no la tenga porque la lógica no vale para todos por igual, y para los que son especiales como Iván, menos. Aquí puedo refrendar la reflexión con la experiencia personal. Se dice que si la competición es un sábado, el último entreno fuerte ha de ser el martes. Mi experiencia me dice, que apurando un poco puedes hacerlo en viernes. Tengo competido muchos sábados y salir los viernes a hacer un rodaje "suave" que dejándote llevar por las sensaciones...que importantes son las sensaciones, ¿verdad?.


James Mitchell Photography para El Mundo.


        La pregunta que me hacía, y para la que creo haber encontrado la respuesta, es por qué Iván Raña no gana el Ironman de Hawai. La pregunta no es por qué Iván Raña no es capaz de ganar el Ironman de Hawai. No tengo ningún tipo de duda de que lo hará cuando dé con la tecla que aúne lo que le va bien con lo que le hace disfrutar. De momento, dejándose llevar por las sensaciones y la pasión que siente por este deporte, lo disfruta a tope cada día. Ganar no es lo importante. Creo que nin tan siquiera lo será el día que lo haga. La única duda que me queda es: ¿cuándo?.

        Iván sigue siendo aquel chaval que conocí con 18 años y tenía las cosas tan claras. Ambición, decisión y honestidad no le faltan; y de actitud, sacrificio y compromiso anda sobrado. La diferencia es que ahora las tienes más claras aún y además las ve a su manera. "On my own way", que dice él.

"On My Own Way"


        Le apodan el "Animal". No le viene mal porque lo es un rato largo. Sin embargo, apuesto a que tiene más que ver con esa manera tan "Bestial" que tiene de entender el deporte. No cambies. Te has ganado de sobra el poder tomar tus propias decisiones.

        Me encanta recurrir a Fito y Fitipaldis por sus letras inspiradoras. Siempre tiene alguna estrofa adecuada para ilustrar situaciones en las que no son necesarias imágenes. En este caso, "Por la boca vive el pez", nos sirve perfectamente para definir de modo significativo el carácter de Iván:

"Algo lo que invade
todo viene de dentro
nunca lo que me sacie
siempre quiero, lobo hambriento...

Si me quedo a oscuras
luz de la locura ven y alúmbrame.




miércoles, 27 de septiembre de 2017

25 ANIVERSARIO SEXTA PROMOCIÓN INEF GALICIA

Fuente: Julio Zanfaño.
   
        Estos días estamos celebrando, y digo celebrando porque considero que sí es un motivo de celebración, el inicio de un nuevo curso académico. Nuevas ilusiones, expectativas, retos, amistades... cambios importantes en la vida de los alumnos, profesores y padres, que de alguna manera van a dibujar o trazar el itinerario a seguir en años venideros.

        Durante este mes celebramos también (ésto es a título personal), y sin ningún género de dudas sí es un motivo de celebración, el inicio de un curso académico de hace ya 25 años donde había puestas muchas expectativas e ilusiones, las cuales se cumplieron con creces y que nuestro padrino de promoción, Carlos Agrasar, nos animó a renovar durante su discurso en el evento que tuvo lugar en el salón de actos del Inef Galicia.









       Todo inicio de curso requiere de una toma de decisiones. Decisiones que en ocasiones se toman con antelación, con mucha antelación si tienes claro lo que quieres. Todo aquel que se decide por una carrera como Inef (siempre seremos los de la Inef, de la Inés, o de la gimnasia...o como quieran llamarnos, pues hace 25 años eramos los únicos junto con Madrid donde se impartían los estudios de Educación Física; unos raritos que nadie sabía muy bien lo que hacíamos allí,  a orillas de la playa de Bastiagueiro) traza su camino con tiempo, decisión y responsabilidad. No llegas aquí por casualidad. Somos una carrera de actitud con "c" y de vocación. También de conocimientos y habilidades, por supuesto, pero sobre todo de manera de ser. 

        Quizás el denominador común que nos une a todos sea el amor por el deporte. El deporte es un fin en si  mismo; aquel que se hace para disfrutar, aquel al que se juega por el placer mismo de jugar, aquel que nos hace mejores en los diferentes ámbitos de la vida diaria. Ese deporte, por si mismo, ha de ser la motivación (motivación intrínseca que diría Antonio Pérez) que nos lleve a ser más competentes en una determinada actividad. Pero el deporte también es un medio. Un medio a través del cual conseguir recompensas externas. En mi caso, por poner un ejemplo, practicar deporte con asiduidad me llevó a superar las pruebas de acceso a Inef, optar a realizar la carrera universitaria que quería, y tener una salida profesional. Y por encima de todo, el deporte es el medio que utilizamos para ejercer la responsabilidad que adquirimos con aquellos que nos rodean; hijos, alumnos, amigos...transmitiendo los valores y principios por los que nos regimos: ilusión, perseverancia, afán de superación, motivación, pasión, nobleza, amistad...actitud. La actitud es el modo en que te enfrentas a la vida. Dice Víctor Küppers que no puedes escoger las cartas que la vida reparte, pero sí el modo en que te enfrentas a ellas. Yo digo que es el reflejo de lo que se ve, y lo cierto es que, sois un espejo fantástico en el que verse reflejado. 

        En entradas antiguas he tocado el tema de mi estancia en Inef porque me gusta tirar de experiencias personales para mostrar los temas de los que hablo, y os puedo asegurar que los 5 años que pasamos allí, son momentos inolvidables a los que vuelvo de vez en cuando. En la introducción a  una entrevista que le hice a Antón Ruanova con los chavales de 1º de la ESO en 2012, ilustro de alguna manera el momento que vivimos el sábado y refrendo totalmente lo que Manu calificó como lo único importante, la amistad (más adelante añadiremos alguna cosita):


        "Hay ocasiones, cuando te juntas con amigos, en las que inevitablemente se rememoran tiempos pasados, y te das cuenta como algunos hechos que sucedieron hace mucho tiempo pueden de algún modo marcar tu vida.

       Yo terminé la Licenciatura en Educación Física en el año 1997, 5 años de carrera, 5 años maravillosos. Duros, pero maravillosos. Años en los que hice amigos, de esos que se dice que se cuentan con los dedos de una mano y a mi no me llegan las dos para hacerlo"


       A estas alturas, los que me conocéis un poco, os habréis dado cuenta que tímido soy un rato.  Ya no tanto pues no queda otra que espabilar, aunque las distancias cortas me siguen costando. Quizás esa sea una de las razones por las que me gusta escribir. Me da ese margen necesario para pensar las cosas y compartirlas después. Otra de las razones es cuando algo me emociona e inspira y me anima con ello a plasmarlo. Puede ser algo insignificante o la cosa más inspiradora del mundo, pero si despierta en mí la necesidad de expresarlo, ahondo en ello hasta quedarme satisfecho ya que primero escribo para mí mismo. Si además, como es el caso, se da la circunstancia que la ocasión lo merece, la necesidad se vuelve imperiosa.

      La emoción puede expresarse de diferentes modos. Dos de las maneras más comunes son a través del llanto y de la risa. Este sábado pasado os puedo asegurar que lloré y reí casi a partes iguales, incluso lloré de tanto partirme de risa con esos dos fenómenos que no necesitan presentación: Manu y Carba. Espectaculares!.

        Durante ese monólogo a dos bandas, Manu mencionó que lo único importante al final es la amistad. Hay un par de canciones de Fito y Fitipaldis en las que dice que  "no siempre lo urgente es lo importante"  y "dicen que estoy perdiendo el tiempo en vivir deprisa". Creo, y no me equivoco, que la amistad la cultivamos con cariño y la cocinamos a fuego lento, sin prisas, durante 5 años. Por eso permanece después de tanto tiempo. Mencionando de nuevo a Víctor Küppers, hay una frase que me parece muy apropiada: "lo importante es saber que lo importante tiene que ser lo importante". Por ello, me gustaría añadir a la amistad, dos palabras aportadas por Agrasar y Rafa Martín Acero: ilusión y actitud.

        Ya para terminar es el momento, una vez más, de dar las gracias a todos aquellos que habéis hecho posible que la reunión tuviera lugar, es decir, a todos vosotros. Con especial agradecimiento a ese gran comité organizador porque habéis estado FANTÁSTICOS. No voy a entrar a nombrar uno por uno, pero si me lo permitís, si que me gustaría ensalzar el trabajo de Susanita (tenemos ya más de 40 y seguirás siendo la Pitita). Puede que no estéis de acuerdo conmigo (voy a tomar prestadas unas palabras de Martín Acero) pero en una sociedad en la que prima lo individual e inmediato, es precisamente el trabajo de alguien individual lo que hace que sigamos siendo un colectivo duradero. Gracias Susana. Eres el ejemplo perfecto de actitud, ilusión y amistad.


        Ahí queda eso. Y que viva San Froilán!!!.




lunes, 4 de septiembre de 2017

RUTA CLUB BALONCESTO NOIA (CBN17)


RUTA CLUB BALONCESTO NOIA (CBN17)

        La denominación (CBN17), se debe a que la realización de una ruta senderista, es una de las actividades complementarias o paralelas a los entrenamientos de basket en la celebración del décimo segundo “Campus de Verano José Ángel Antelo” del Club Baloncesto Noia del año 2017.
La intención es disfrutar durante un par de horas de los paisajes de la zona, señalizar la ruta de manera permanente y dar a conocer a los chavales las marcas identificativas correspondientes.


        Características de la senda:

                - Longitud: 7400 metros.
                - Dificultad técnica: baja.
                - Nivel de condición física: normal/aceptable.
                - Terreno: cómodo, sin excesivas dificultades. Con algún tramo un poco más técnico.
                - Desnivel acumulado: 190.

       Se cataloga como Sendero Local (SL) al ser la distancia a recorrer inferior a 10 kilómetros, y los colores identificativos serán por tanto el blanco y el verde, siendo éste último el que identifica la categoría de la senda. Se trata de una ruta circular, con salida y llegada en el mismo lugar, compartiendo sendero en algunos puntos del camino (primer y último kilómetro). Es una senda muy fácil de seguir, por lo que las marcas a utilizar serán exclusivamente las de continuidad, desvío a derecha o izquierda, y la señal identificativa del sendero (CBN17). Hemos decidido no emplear la de camino erróneo por la facilidad de seguimiento, y por las múltiples variaciones posibles de ampliación del sendero. Las señales han de leerse de frente según las vamos encontrando por el camino. 


 
                               



        Transcurre por los Ayuntamientos de Noia y Lousame con un 80% de caminos de tierra protegidos del sol, por lo que es una buena opción los días de calor (aproximadamente en el kilómetro 2,5, podemos desviarnos a la izquierda durante 250 metros por la carretera y encontraremos una fuente en la que poder refrescarnos). Hay dos zonas de asfalto que conectan unos caminos con otros, y que no presentan tráfico rodado elevado.


       El sendero comienza en el Puente de Traba (construido en el siglo XV sobre otro puente por el que transcurría la vía romana que atraviesa Barbanza). Continuamos por la orilla del río que da nombre al puente durante 1,5 kilómetros aproximadamente hasta Portobravo, donde giramos a la derecha para recorrer el primer tramo de asfalto, que nos llevará por el núcleo/aldea de Costa hasta conectar con una pista que nos conduce, por un tramo circular, hasta las Pedras da Perouta (punto más alto de la ruta). Desde aquí, bajamos hacia Couto de Arriba donde haremos el segundo tramo de asfalto, que nos llevará hasta otro camino de bajada hacia la orilla del río para compartir el último kilómetro de la ruta, terminando en el mismo lugar del que partimos.


Pincha en la imagen para ver ruta en wikiloc



                                                

martes, 20 de junio de 2017

CAMPUS BALONCESTO CB NOIA 2017


        Desde hace ya algunos años, ésta es la décimo segunda edición, el Club Baloncesto Noia organiza con gran éxito un campus de verano para niños con edades comprendidas entre los 5 y los 17 años.

        Para el campus presta su imagen, nombre y colaboración desinteresada el jugador del UCAM Murcia y natural de Noia José Ángel Antelo.

       Las actividades a desarrollar, además de los propios entrenamientos de baloncesto, para los cuales se contará con la presencia de diferentes entrenadores y jugadores que compartirán su experiencia con los chavales, son de diferente índole: torneos, pernoctación en el pabellón, un día completo en el Aquapark de Cerceda, zumba, repostería, etc. Además de éstas, y aquí es donde prestamos nuestra colaboración, este año está programada una andaina por los alrededores de Noia y Lousame. La distancia a cubrir será de entre 7 u 8 kilómetros con salida y llegada en el Puente de Traba. El objetivo, junto con la caminata en si misma disfrutando de los paisajes de la zona, es el de marcar la ruta con los chavales y hacerla permanente, al igual que hicimos en el cole con la ruta del Tambre (PRG-11) que comienza en Noia y termina en la central, dentro del Programa de Voz Natura. 

        Al tratarse de una ruta de menos de 10 kilómetros, se corresponde con un Sendero Local (SL) y los colores oficiales serán el blanco y el verde que es que el que da la categoría al sendero. Nuestra idea es identificarlo con las siglas CBN17 ( Club Baloncesto Noia 2017 ).




        La colaboración de los Concellos de Noia y Lousame ha sido total. Nuestra intención es la de colgar la ruta en la página web del club, con su descripción y audios en diferentes idiomas, dejándola a disposición de todo valiente que se atreva con ella.

Actitud, Concentración, Intensidad, Compromiso, Creatividad.

Y a disfrutar del Campus!!!!!!




martes, 24 de enero de 2017

"UN GALEGO LOITANDO ÓS XOGOS OLÍMPICOS POR BRASIL"



Hai uns anos, en novembro de 2010 senon me lembro mal, tivemos a fortuna de poder contar no colexio ca presencia de dous grandes triatletas e deportistas por enriba de todo,  Iván Raña e Antón Ruanova. Un ano despois,  Antón viaxa a Sudáfrica cun soño en mente, convertirse en profesional e optar a unha praza na selección española que había participar nos xogos olímpicos de Londres 2012. Con tal motivo propoñemoslle facer unha entrevista vía mail que nos permita coñecelo un pouco máis e a resposta de Antón, que é unha das persoas máis colaborativas e participativas cas que me teño atopado, é afirmativa. Podedes dar conta dela no seguinte enlace: 

Entrevista con Antón Ruanova.

Entrementres, non deixa de lado os estudos. Licenciase en Económicas e fai un  Máster en Xestión Internacional da Empresa. Tenta buscar alternativas a ese desexo, a ese soño de todo deportista de ser olímpico que non acaba de materializarse. O tempo pasa, e cando parece que esa ilusión se vai diluindo ata case ser tan só un recordo do pasado, atopa un traballo lonxe da casa, na Oficina Comercial de España en Brasilia. Asentado no lugar, o deporte de competición deixa de ser o principal motor da súa vida. Non así o deporte como tal. Aquel que se fai para disfrutar, para relaxarse, aquel que nos fai ser mellores en tódolos ámbitos da vida, aquel no que tan só se xoga polo pracer mesmo de xogar. E mentres xogaba co deporte, Antón foi descubrindo que aquel soño, xamáis se fora de todo. Que se buscas ben e traballas para elo con constancia, perseverancia e paixón as oportunidades rematan por chegar e quizáis algún día os soños se poidan cumprir. E senon se cumpren, que saibas que a verdadeira recompensa está no esforzo que lle poidas por á tarefa. Creo que diso Antón anda sobrado. Antón recibiu a proposta de nacionalizarse Brasileiro e ter así a oportunidade de loitar de novo por aquel seu soño durmido. Así que parafraseandoche: LUME!!!!!!.



Estes días temos a sorte de telo por aquí para deixarnos unha mostra da súa categoría como deportista e como persoa e transmitirnos esa paixón que o levou a atopar o camiño de novo. Contaremos con él en Noia nunha dobre cita. Cunha charla aberta a todo aquel que queira asistir o sábado 28 ás 8:30 da tarde na Casa da Cultura, e cunha Master Class na Piscina Municipal o domingo 29 ás 4 da tarde. En palabras de Antón:

"A charla é un complemento a unha clase de natación que faremos o domingo pola tarde na piscina de Noia.  A charla é aberta e ogallá que nos xuntemos uns cantos e fagamos algo bonito.

A idea do sábado é facer algo ameno, explicando os meus comezos no deporte, algunhas anécdotas e explicar o camiño no que estou agora metido: "Un galego loitando os Xogos Olímpicos por Brasil".

A todo aquel que poida asistir recoméndollo ca certeza de que vai saír moi satisfeito dun encontro ameno cun deportista que debe ter moitas anécdotas que contar. Unha que non vos vai contar porque supoño que non se lembra, é que un servidor foi testigo dos seus primeiros pasos no mundo do deporte na piscina de Santa Isabel cando era monitor de natación e socorrista. Teño un amigo, Pancho, que cando sae algunha nova sobre Antón, sempre me conta que él e máis Alberto Trillo casi aprenderon a nadar cando nós estábamos alí.

Como podedes ver, a entrada de hoxe está en galego. É a segunda vez que fago isto. A primeira foi hai uns anos nunha entrevista con Antón porque é a lingua na que se expresa e se sinte máis cómodo. Unha pequena homenaxe para un brasileiro pero galego de corazón.












miércoles, 14 de diciembre de 2016

EL BALONCESTO DESDE OTRA PERSPECTIVA. EL ARBITRAJE

       
Tras el parón navideño, comenzaremos un nuevo año con las fuerzas renovadas de tanto turrón. Aprovechando las fechas en que nos encontramos hemos pedido, a modo de regalo por el buen comportamiento durante lo que va de curso escolar, si sería posible contar con la presencia de uno de los árbitros que desempeña su labor en la liga ACB. La intención sería que nos mostrara una perspectiva diferente del baloncesto acercándonos al mundo del arbitraje, labor sin la cual no podríamos gozar de uno de nuestros deportes favoritos. La idea sería organizar una charla para los alumnos de 3º y 4º de la ESO pues creemos que sus intereses están más diversificados y podrían contemplar el arbitraje como una buena opción a tener en cuenta en un futuro.  

Con la colaboración de Luis Forés, entrenador del CB Noia, nos ponemos en contacto con uno de los integrantes de la plantilla de árbitros ACB desde la temporada 2009. La respuesta es inmediata y la predisposición  total, tanto que es el propio ponente el que propone día y no pone reparos en la hora de la charla. Parece que estamos de suerte y ya antes de que llegue la Navidad contamos con un gran presente en forma de ponencia, que nos acercará un poco más a la realidad del baloncesto de élite desde el punto de vista de los árbitros, cuya labor no siempre es todo lo reconocida que debiera ser, pues son parte indispensable del espectáculo que el baloncesto representa.

Así que, a la vuelta de las vacaciones contaremos con la presencia de Jacobo Rial Barreiro, natural de Santiago de Compostela y componente del plantel de árbitros ACB desde la temporada 2009,  como decíamos antes. Además, si mi información no me falla, es también Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte por la Universidad de La Coruña. Otra cosa que tenemos en común además de la afición por el baloncesto.

Gracias de antemano Jacobo y nos vemos en ¡2017!.




viernes, 7 de octubre de 2016

PAU GASOL: LIDERAR CON EL EJEMPLO.

       
     
Pau Gasol. Vida.
        A pesar de encontrarnos en el mes de octubre, la entrada que nos ocupa data del 14 de agosto y no es más que una reproducción de un artículo escrito por Pau Gasol para El País Semanal dentro de la columna que elabora para esta publicación: Palabra de Pau.

        La imagen que he escogido se corresponde con la de la portada de un libro que me trajo Papá Noel hace un par de años, si mal no recuerdo. Vida se títula. Y la he elegido porque creo que refleja a la perfección la enorme dimensión que este deportista representa, más allá del deporte en sí. En su caso mucho, mucho, mucho más allá. Creo que la palabra deportista sólo representa una pequeña parte de todo aquello que una persona es en realidad. A mí entender, y poniéndome como ejemplo, y teniendo en cuenta que como atleta ni por asomo me acerco a la repercusión social que Gasol tiene solamente como deportista, me gusta pensar que soy muchas cosas, y después de todas ellas, además soy deportista. Y deporte hago mucho, que conste. Y el deporte es algo fundamental en mi vida que necesito como el comer ( mi suegra, en cuyo domicilio comemos mi hijo y yo durante el curso escolar, creo que todavía no alcanza a comprender que a veces, incluso lo necesito más y que renunciar a ese pollo con fideos que tanto me gusta no supone ningun sacrificio...bueno, casi ) Y el deporte, como profesor de Educación Física, me ha permitido salir adelante profesionalmente. Y si tuviera que definirme, la palabra deportista iría de las primeras seguro. Pero...deporte es lo que hacemos. Somos mucho más que eso.

        En este artículo, Gasol habla de la RESPONSABILIDAD que como atleta profesional adquiere para ser un ejemplo con las nuevas generaciones. Liderar con el ejemplo. Gasol lo que ha hecho, es utilizar el deporte para dar a conocer al mundo los valores y principios por los que se rige. Gasol es una PERSONA que hace deporte y que utiliza a éste último en beneficio de los demás. Ha adquirido una responsabilidad, sí. Pero es que la ejerce!!!, y eso, sólo lo hacen las personas. Gasol ya era persona antes de ser deportista. En ocasiones le he oído decir que de joven iba para médico por seguir el ejemplo de sus padres que escogieron esta rama profesional. No me cabe la menor duda que la Fundación Gasol existiría de todos modos. Y que la Pau Gasol Academy, en lugar de estar dedicada al baloncesto, lo estaría a cualquier otra cosa porque el deporte sólo es el medio para un fin mucho mayor. 

        Hace unos días me enviaron una foto que  hacía referencia a la conmemoración del día del docente. 

Enseñar es dejar huella en la vida de una persona


        Con esos pies que Gasol tiene, menuda huella debe dejar. ¡Y sólo se dedica al baloncesto!. Mi hijo, ultimamente deja caer una coletilla al principio o al final de las frases. ¡Venga ya!. Como diciendo: ¿pero qué me estás contando?. Pues a eso vamos. Todo lo que Gasol representa y me estás contando que lo único que hace es, ¿jugar al baloncesto?. ¡Venga Ya!. Nooo, es mucho más.




PALABRA DE PAU

Pau Gasol

LIDERAR CON EL EJEMPLO

El deporte no es solo una actividad física, es también un potente instrumento de educación que enseña respeto, perseverancia, compañerismo…

DOMINGO 14 DE AGOSTO DE 2016
HACE UNAS SEMANAS despedíamos una nueva edición de la Popular Pau Gasol Academy 2016, en Barcelona. Es sorprendente ver cómo lo que empezó siendo un proyecto personal se ha convertido en un evento que, año tras año, reúne a chicos y chicas de todo el mundo con el objetivo de compartir una semana llena de deporte, diversión y valores

Pero vayamos por partes. Mucha gente se preguntará por qué alguien que dedica su vida a jugar al baloncesto profesionalmente destina su tiempo libre a crear proyectos cuyo eje central sigue siendo este mismo deporte. La respuesta es sencilla: porque creo en su potencial para cambiar a las personas o, en palabras de Nelson Mandela, “en su poder para transformar el mundo, de inspirar y de unir a la gente como pocas cosas…”. Por este motivo me gustaría dedicar estas líneas a reflexionar sobre la importancia del deporte para generar pautas de comportamiento entre los más jóvenes, tomando como ejemplo las situaciones vividas en esta última edición de mi academia.

El deporte no es una actividad física sin más, sino que, especialmente en el caso del que se juega en equipo, es un potente instrumento de educación. Practicarlo hace que los chicos y chicas adquieran valores que les serán muy útiles a lo largo de su vida: esfuerzo, superación, perseverancia, compañerismo, respeto, deportividad…

Pero tiene el poder de ser inclusivo, de franquear fronteras y unir a la gente. Prueba de ello es el impacto positivo que tiene sobre las personas con algún tipo de diversidad funcional. Hace unos días lo vivía en mi propia piel dentro de la Academia, compartiendo espacio con la nueva sección Special Olympics, formada por personas con discapacidad intelectual. Es maravilloso comprobar de primera mano cómo el deporte los ayuda a construir su autonomía, aumentar la autoestima y reforzar su afán de superación.

También creo que la actividad física genera espacios de comprensión mutua, una forma de entender y reducir las barreras con las que se encuentran estas personas. En esta edición, y gracias a la implicación de la Gasol Foundation, los participantes han podido compartir la realidad de este colectivo mediante la realización de dinámicas de deporte adaptado: baloncesto en silla de ruedas, voleibol sentados, boccia… Una forma de poner en valor el esfuerzo y el sacrificio de quienes, día a día, superan sus propias barreras a través de la práctica deportiva.

Por otro lado, como atleta profesional, soy consciente de la profunda influencia que ejerzo y de la capacidad para generar modelos de comportamiento, especialmente entre los más jóvenes. De acuerdo con esta responsabilidad, aprovecho espacios como los de mi academia para pasar tiempo con las nuevas generaciones con el objetivo de enseñarles algunas de las cosas más importantes que he aprendido a lo largo de mi carrera y que me han hecho crecer no solamente como jugador sino también como persona.

En esta edición, además, he tenido la oportunidad de disfrutar con la nueva sección de Rising Stars, jugadores con potencial para convertirse en futuras promesas del baloncesto europeo y mundial. Esta nueva línea tiene por objetivo formar a esos chicos y chicas que sopesan continuar sus estudios y su formación deportiva en Estados Unidos. Aunque el trabajo que han desempeñado durante el campus se ha centrado más en el perfeccionamiento de su técnica y la práctica de jugadas, no he querido perder la oportunidad de transmitirles lo que para mí es fundamental en el aprendizaje de cualquier deporte: el esfuerzo y la perseverancia, combinados con la humildad y la ambición, como valores fundamentales para construir liderazgo.

De mi experiencia en esta edición, me llevo muchas cosas: las anécdotas vividas durante los entrenamientos, las discusiones técnicas con los Rising Stars, las canastas y sonrisas compartidas con los Specials Olympics, los talleres de hábitos saludables… Pero lo que sin lugar a duda también he hecho mío es el convencimiento de que no hay liderazgo sin ejemplo y, dado el lugar que ocupamos, debemos convertirnos en ejemplos para las nuevas generaciones.




miércoles, 10 de agosto de 2016

AUSENCIAS

        En ocasiones anteriores, directa o indirectamente, el protagonista de estas líneas ha sido Javier Gómez Noya. Parece un tema recurrente, y en realidad lo es, pero es que el tío se lo tiene merecido porque no deja de dar muestras, una y otra vez, de lo inmenso que es como deportista y como persona.

        No hace mucho hablaba con un compañero de Inef. Triatleta y entrenador de triatletas. Lo correcto sería decir que wasapeábamos porque ahora ya no se habla, se wasapea. El caso es que le envié un enlace de una entrada del blog y hablando de qué tal las cosas, los entrenos y demás, no sé por qué, pero le prometí que a la vuelta de las vacaciones escribiría un artículo sobre la participación de Gómez Noya en Río. Su contestación a mi promesa fue: "ya sea para bien o para mal", en alusión a la victoria o derrota en la competición. Mi respuesta fue que para mal nunca, haciendo hincapié en que si, después de todos estos años alguien puede sentirse defraudado por no conseguir el oro en Río es que, evidentemente y con perdón, no tiene ni "puñetera" idea del esfuerzo y dedicación que supone el día a día de un deportista de élite.



        Yo creo que todo deportista de este nivel contrae una obligación con todos aquellos aficionados  que nos emocionamos con sus gestas y gestos, deportivas y humanos (más si cabe con estos últimos. Si habéis leído el epílogo del libro "A Pulso", de Chris McCormack sabéis a lo que me refiero); que los seguimos, en directo en ocasiones y la mayoría de las veces a través de los medios de comunicación. Esta obligación no es la de ganar. Para nada. Esta obligación no va mas allá de prepararse para poder optar a ello o la de hacerlo lo mejor posible dentro de las posibilidades o capacidades de cada uno. Si haces todo lo que está en tu mano para llegar en el mejor estado de forma posible y disputar la carrera, yo como aficionado no puedo pedir más. Si me apuras, incluso en el caso de los patrocinadores debiera ser igual. Pienso, supongo que de un modo romántico, que más allá de la publicidad o camisetas que lleguen a vender, a lo que realmente contribuyen es a la consecución de un sueño con el que de un modo u otro también se identifican a través de los valores y principios que el deportista representa y que su especialidad deportiva demanda. La presión que el deportista pueda llegar a tener debiera ser, única y exclusivamente, la que el mismo se ponga sin tener en cuenta nada ni nadie más, excepto (en sentido positvo) la de su círculo más cercano.

        Acostumbro a decir que la suerte no existe, que es algo que hay que buscar y que se hace a través del trabajo. Y que todo aquello que consigues es una consecuencia del  mismo. Nada es por casualidad. Todo deportista, en la búsqueda de sus objetivos, trabaja en aquellos campos o facetas que están a su alcance hasta tenerlo todo bajo control. Sin embargo, quizás la suerte está en esas circunstancias inesperadas que escapan a ese control (un pinchazo, una caída).

        No contaba con escribir este artículo tan pronto, pero lamentablemente, Gómez Noya no va a competir en Río por una de esas circunstancias desafortunadas en forma de caída, calificada por él mismo como tonta. Acostumbro a decir también que no importa como estén los demás, importa como estás tú. Y si tú estás bien, los demás que se preparen. Estoy seguro que la preparación había sido buena. Por tanto, incluso sin participar, para mí ya has ganado.




        Es imposible siquiera llegar a imaginarse lo duro que ha debido ser el palo de no poder estar en Río. Sin embargo, ha tenido la valentía y humildad necesarias para renunciar inmediatamente a su plaza en beneficio de otro compañero en vista de que no había tiempo material para recuperarse con garantías. Una muestra más de su clase. Estoy convencido que otros en su caso hubieran agotado plazos.

        Me vais a perdonar pero los Juegos de Río ya no serán lo mismo. Hay pocos atletas que despierten en mí tal admiración como Javier Gómez Noya y que me hagan estar pegados a la tele con la incertidumbre y emoción de lo que pueda llegar a pasar.

        En la última final de Champions le preguntaron a Simeone si se tomarían venganza de la anterior de Lisboa donde se habián enfrentado ambos equipos. Su acertada respuesta fue que de venganza nada, que la vida lo que hace es poner ante ti nuevas oportunidades. ¿Tokyo 2020?.

        Ánimo y a recuperarse bien para estar de nuevo en la brecha. Me gustaría añadir una obligación más a la de prepararse a conciencia. No es otra que la de disfrutar con ello.


P.D.: Sabéis que en ocasiones me gusta tirar de experiencia personal para ilustrar los temas de los que escribo. Recuerdo una caída de las tontas que, por "suerte", afectó más a mi dignidad que a mi integridad física. Todos conocéis la leyenda urbana esa que cuenta que los profesores tenemos mucho tiempo de vacaciones. Pues bien, recuerdo que mi mujer trabajaba en Vigo por aquella época y yo aprovechaba el tiempo libre para recorrer la carretera que va de Vigo a Bayona por la costa. Terminado el entrenamiento me dispuse a tomar un refrigerio con mi mujer aprovechando el parón del café en la Porchaba, en Rosalía de Castro. Los que conozcáis Vigo sabréis que es un sitio donde para mucha gente. Nos dirigíamos hacia allí, mi mujer a pie y yo con la bicicleta a muy baja velocidad. Si a la baja velocidad le unes mi inexperiencia con los pedales automáticos se juntan dos variables que provocaron que mis huesos besaran el suelo ante el estupor primero y las risas después de los presentes al ver que no me había hecho daño. 



sábado, 11 de junio de 2016

ACTITUD E ILUSIÓN COMO MOTORES DE LA VIDA

        Hoy, de nuevo, vamos a hilar varios asuntos. A ver si somos capaces de entrelazarlos bien para observar las similitudes comunes que los unen y llegar a la conclusión que quiero mostrar.

        Creo que nada en la vida acontece por casualidad. Todo lo que nos pasa viene como consecuencia de hechos anteriores, de cúmulos de circunstancias para los cuales hay un detonante que hace que todo se alinee de algún modo y le encuentres sentido.

        No sé que tendrá el Manducka, pero una vez más, el detonante de esta entrada me pilló allí. Como nada es por casualidad pensaréis que paso mucho tiempo en los bares...pero no es el caso. Más bien es que tienen un amplio abanico de revistas deportivas con interesantes temas a los que echar un ojo. En esta ocasión es la revista TrailRun la que ocupa mi atención ( primer asunto a tratar) con un artículo sobre superación personal. Una chica que está a punto de correr la UTMB (Ultra Trail Mont Blanc) es diagnosticada de cáncer. Tres semanas después despide a una de sus amigas que sí va a disputar la prueba y lo hace con una sonrisa en los labios a pesar de las circunstancias adversas que atraviesa. Esta amiga relata que la inspiración para terminar la exigente prueba la encuentra en Lola, que así se llama la persona enferma. Más adelante vendrán los momentos duros propios de una enfermedad como ésta: quimio, radio, pérdida de peso, las fuerzas que se te van, etc... La sonrisa en todo momento...inalterable. Recién superado el mal trago, casi sin poner todavía los pies fuera del hospital, confiesa a sus amigas: me he inscrito en la Transgrancanaria!!!.




        Estamos finalizando el curso escolar (segundo y tercer asuntos a tratar). Es momento de poner notas, de valorar el esfuerzo e interés de los chavales. Hay una chica que está pasando por una dura experiencia personal. Se ha perdido la mayor parte del curso por un problema en ambas rodillas que se ha ido agravando con el paso del tiempo y debido al cual tendrá que acabar operándose. Éste es un tema que me afecta especialmente, por ella como persona fantástica, y porque al igual que a mí también le encanta correr. Yo no me imagino en su situación sin poder hacer una de las cosas que más me gustan.

        En la anterior entrada comentaba que me habían pasado un vídeo de Victor Küppers sobre motivación, ilusión y actitud. Es tan bueno y evocador que lo escucho a menudo. En ocasiones si voy solo en el coche, como no es necesario visionarlo, lo escucho a través del bluetooth. Y luego reflexiono. Para definir a las personas emplea una metáfora. Las compara con bombillas. Unas van por la vida a 30.000 vatios y otras en cambio parece que van fundidas. Las que van enchufadas te generan una sensación al conocerlas de olé, olé y oooooolé!!!. A esta chica le doy clase desde hace cuatro años y no se funde nunca.

        Según Küppers, la vida puede representarse con la siguiente formúla:

V = ( C + H ) x A

         La C son conocimientos. La H son habilidades y experiencia. Y la A es la actitud. La C y la H, suman. La A, multiplica!!!.

        Como decía antes es momento de poner notas. Me encuentro que en el caso de esta chica no tengo C ni H para evaluar. No me importa porque la trayectoria académica en todo este tiempo ha sido extraordinaria (la C y la H están sobradamente demostradas) y sería injusto que por circunstancias ajenas a uno que no se pueden controlar no siguiera siendo así. Y porque esta chica es sobre todo A, y la A es manera de ser y de eso va sobrada. Por lo tanto sobresaliente en actitud. Sé con seguridad que esa misma actitud me daría la C y la H que necesito porque con personas así no hay fallo posible. La vida pone ante ti problemas y circunstancias que no puedes elegir. Lo que si puedes escoger es la actitud con la que te enfrentas a ellas. Este tipo de personas, con su actitud ante la vida nos hacen mejores a los demás. Así que gracias, y mientras no puedas ya corro yo por ti hasta que podamos hacerlo juntos.




        Yolanda Fernández, autora del artículo de la revista TrailRun, finaliza diciendo que: "las carreras más duras están fuera de las competiciones y ahí es donde hay que apretar los dientes y demostrar de que estamos hechos".

        Se de la casualidad (las casualidades no existen. Sabían que hoy tocaba entrada y han dicho: venga, vamos a anunciarlo que casa perfectamente con el tema que nos ocupa) que hoy se ha conocido que a Javier Gómez Noya le han concedido muy merecidamente el Premio Princesa de Asturias de los Deportes. Estoy convencido que el  motivo principal no ha sido la espectacular trayectoria deportiva que atesora. Yo me inclino más por el hecho de que es un tío que tiene ilusión, pasión, perseverancia, afán de superación, nobleza y ACTITUD. Que todos éstos son los motores, valores o principios que mueven su vida y que ha sabido aplicarlos al deporte. Vaya si ha apretado los dientes fuera de la competición para poder hacerlo más tarde dentro de ella!!!. Lo he dicho otras veces. Todo campeón de verdad es primero persona y luego deportista.


OLÉ, OLÉ Y OOOOOOLÉ!!!